Cameron Crowe, un cineasta con muy buen gusto musical

Cameron Crowe, un cineasta con muy buen gusto musical

Cameron Crowe fue un precoz periodista musical antes de convertirse en el guionista y director de cine que mejor ha sabido reflejar en sus películas su muy buen gusto musical y su amplio conocimiento sobre el tema. Siempre elige la canción adecuada, convirtiendo a la música en una parte esencial e indispensable de cada escena; situándola al mismo nivel de importancia de los interpretes y de sus francamente buenos diálogos. En Artelaraña queremos dar un pequeño repaso a su vida y, a través de las bandas sonoras de sus películas, a su trayectoria como cineasta.

CROWE Y EL PERIODISMO MUSICAL

Cameron Crowe en el autobús de Neil Young

Cameron Crowe, que nació en Palm Springs (Estados Unidos) en 1957, mostró desde niño un gran interés por el periodismo musical; y a la edad de 13 años ya escribía en el diario de su instituto y colaboraba con la publicación underground The San Diego Door. Al poco tiempo, comenzó a cartearse con Lester Bangs, reputado crítico musical de las revistas de tirada nacional Creem y Rolling Stones (encarnado por Philip Seymour Hoffman en la película Casi Famosos (2000), del propio Crowe); y de su relación con Bangs surgieron sus primeros articulos para Creem y para Circus. En 1972, con tan sólo 15 años, Crowe se graduó en la Escuela Secundaria de la Universidad de San Diego.

Jimmy Page y Cameron Crowe

En un viaje a Los Ángeles, Crowe se topó con Ben Fong-Torres, editor de Rolling Stones, quien conocedor de su talento le propuso colaborar con la publicación. Esto le permitió, a pesar de su juventud, entrevistar a músicos y bandas tan importantes en aquel momento como David Bowie, Bob Dylan o Led Zeppelin.

CROWE Y SU CINE JUVENIL

Cartel de Aquel excitante curso

En 1978 comenzó a escribir un libro, que se publicaría tres años más tarde, en el que recogía sus propias vivencias como estudiante de instituto. Aquel excitante curso se adaptó al cine en 1982, con Crowe como guionista y con un enorme éxito a pesar de no contar con actores conocidos; eso sí, a día de hoy muchos de ellos son estrellas de renombre, como Sean Penn, Jennifer Jason Leigh, Forest Whitaker o Nicolas Coppola (hoy conocido como Nicolas Cage).

Cartel de La vida salvaje

Dos años más tarde produjo y escribió el guión de una especie de secuela, La vida salvaje, que cuenta la historia de varios jóvenes que viven en un complejo de apartamentos. Aunque no gozó de la buena aceptación por parte del público que sí tuvo la anterior.

Cartel de Un gran amor

Y en 1989 llegó su primer trabajo como director, Un gran amor; que no fue bien acogida por la crítica ni tampoco funcionó bien en taquilla. La película narra los intentos de un joven (John Cusack) por conseguir atraer a la chica más guapa del instituto (Ione Skye). En ella, la banda sonora ya corre a cargo de Crowe, e incluye algunas piezas interesantes de aquella época de estéticas imposibles; como In Your Eyes, de Peter Gabriel, Cult Of Personality, de Living Colour, o Stripped, de Depeche Mode:

SOLTEROS (1992)

Cartel de Solteros

En Solteros, escrita y dirigida por Crowe, deja atrás el cine juvenil para centrarse en las relaciones sentimentales de un grupo de veinteañeros amigos y residentes en Seattle. Esta vez sí triunfó en taquilla, tal vez por ser publicitada como la película de la “Generación X”; y sirvió de inspiración para la popular serie de televisión Friends (1994-2004). Sin embargo, si algo obtuvo un grandísimo éxito fue su banda sonora, con canciones de entre otras las principales bandas de la escena del momento en Seattle; como Alice In Chains, Soundgarden o Pearl Jam. Estos últimos aportaron dos canciones no publicadas anteriormente, State Of Love And Trust y Breath:

De hecho, Stone Gossard, Jeff Ament y Eddie Vedder, cuando Pearl Jam aún se llamaba Mookie Blaylock y no habían lanzado ningún álbum, aparecen en la película como miembros de la banda ficticia Citizen Dick; que lideraba Cliff Poncier, un aspirante a músico profesional interpretado por Matt Dillon. Además, hay numerosos otros cameos, como el de los miembros de Alice In Chains como banda de un bar; el del cantante de Soundgarden, Chris Cornell; el del director Tim Burton; o el de el propio Cameron Crowe como periodista musical en un club.

JERRY MAGUIRE (1996)

Cartel de Jerry Maguire

Con Jerry Maguire, Cameron Crowe se aleja de la senda de director representativo de su generación. El filme cuenta la historia de un agente deportivo, interpretado por Tom Cruise, que escribe un memorandum en el que defiende la necesidad de recuperar ciertos principios éticos que su profesión ha dejado de lado. Cuando por ello se queda sin trabajo, se ve respaldado únicamente por una compañera, Dorothy Boyd (Renée Zellweger). Al mismo tiempo, pierde a todos sus clientes, a excepción del irregular y algo soberbio jugador de fútbol americano Rod Tidwell; papel por el que Cuba Gooding Jr. ganó el Oscar al mejor actor de reparto. Además del citado premio, Jerry Maguire fue nominada a mejor película, mejor actor y mejor montaje; y Cameron Crowe a mejor guión original.

Aquí podéis ver el tráiler subtitulado en castellano.

Nuevamente, la banda sonora es una delicia y contiene unas cuantas buenas canciones; como Shelter From The Storm, de Bob Dylan; Angel Of The Morning, de Merrilee Rush; Secret Garden, de Bruce Springsteen; o ese precioso corte casi instrumental, compuesto para la ocasión por la que fuera su mujer y habitual en sus bandas sonoras Nancy Wilson, que es We Meet Again. Y sobretodo, por la importancia que tiene su breve aparición en el filme, es destacable el Free Fallin´ de Tom Petty:

CASI FAMOSOS (2000)

Cartel de Casi Famosos

Casi Famosos, de la que ya hablamos hace unos meses en el artículo Las 5 mejores películas de amor… a la música, es probablemente su mejor obra hasta la fecha. Con tintes autobiográficos, Cameron Crowe escribe, produce y dirige la setentera historia de William (Patrick Fugit); un adolescente periodista musical que, para escribir un articulo para Rolling Stone, acompaña de gira a una banda de rock de potencial éxito.

Aquí podéis ver el tráiler subtitulado en castellano.

El filme fue nominado al Oscar al mejor montaje y Kate Hudson y Frances McDormand recibieron sendas nominaciones al premio a la mejor actriz de reparto; en una gala en la que Cameron Crowe consiguió por fin el Oscar al mejor guión original.

386900159osc_20010326_00087.jpg

La selección de canciones que conforman su banda sonora es una vez más sobresaliente. En ella destacan Tiny Dancer, de Elton John (que aparece en una escena de esas que ponen los pelos de punta y que podéis disfrutar en el artículo arriba citado); Simple Man, de Lynyrd Skynyrd; o That´s The Way, de Led Zeppelin:

VANILLA SKY (2001)

Cartel de Vanilla Sky

Un año más tarde, Crowe llevó a cabo el remake estadounidense del thriller psicológico Abre los ojos (1997), de Alejandro Amenábar; protagonizada por Tom Cruise, de nuevo, acompañado esta vez por Cameron Diaz y Penélope Cruz (que asume el mismo papel de la película original). Ambas cuentan la historia de un tipo rico y atractivo que en un accidente provocado por su amante celosa queda desfigurado.

Penélope Cruz y Cameron Crowe

Aunque la versión de Crowe no tiene ni de lejos la pureza y la brillantez de la versión de Amenábar, Vanilla Sky viene acompañada una vez más de una buena selección de canciones; entre las que se encuentran la alegre All The Right Friends, de R.E.M., la extraña Everything In Its Right Place, de Radio Head, o la homónima nominada al Oscar a la mejor canción original, interpretada por Paul McCartney:

ELISABETHTOWN (2005)

Cartel de Elizabethtown

En 2005, Cameron Crowe escribe y dirige Elisabethtown, una película algo infravalorada que va sin duda de menos a más. Narra la historia de Drew Baylor (Orlando Bloom), un exitoso diseñador de calzado deportivo que, tras el estrepitoso y tremendamente costoso fiasco de su nuevo modelo de zapatillas, recibe la noticia de que su padre ha muerto. Para colmo, una vez se ha trasladado a Elisabethtown para arreglar los detalles del entierro de su progenitor, le deja su novia. En medio de toda esa tragedia, Drew conoce a Claire (Kirsten Dunst), quien se ha empeñado en enseñarle el lado positivo de la vida; “regodéate en tu infinita desgracia, disfrútala, acéptala y prosigue”.

ELIZABETHTOWN

La banda sonora vuelve a resultar exquisita, y acompaña mejor que nunca a la acción; como sucede durante la apoteósica escena del funeral, mientras una banda interpreta el Free Bird, de Lynyrd Skynyrd, al tiempo que un enorme pájaro de papel sobrevuela las cabezas de los asistentes, en llamas, haciendo saltar los aspersores contraincedios del techo. También, es especialmente tranquila y algo triste, acorde al estado de ánimo de Drew, en gran parte del metraje; prueba de ello, el Long Ride Home, de Patty Griffin. Aunque de todas las muchas canciones que aparecen, por capricho, nos quedamos con Big Love, de Fleetwood Mac:

Lo mejor de todo es que hacia el final Elisabethtown se convierte de repente, y gracias a Claire, en una fantástica road movie.

*Ver artículo: Las 20 mejores películas sobre viajes (2): Road Movies.

PEARL JAM TWENTY (2011)

Cartel de Pearl Jam Twenty

Cameron Crowe utilizó 12000 horas de material filmado para componer su documental sobre Pearl Jam; con motivo del 20 aniversario del grupo de Seattle. El documental es excepcional y muy completo. Gracias a que ya existían las cámaras de video en sus inicios, Pearl Jam Twenty cubre hasta la fecha de su estreno la historia completa de la banda; desde la desintegración de Mother Love Bone, grupo anterior del guitarrista Stone Gossard y del bajista Jeff Ament, pasando por su batalla con la compañía distribuidora Ticketmaster y por la tragedia del Festival de Roskilde (Dinamarca) del año 2000, en el que fallecieron 9 espectadores a causa de una avalancha.

Aquí tenéis el trailer (en inglés):

Se editó así mismo un estupendo disco recopilatorio con motivo de la citada efémeride. Aquí podéis escucharlo.

UN LUGAR PARA SOÑAR (2011)

Cartel de Un lugar para soñar

En Un lugar para soñar, Benjamin Mee quiere comprar una casa donde empezar una nueva vida con sus dos hijas tras quedar viudo. Tras una larga búsqueda parece encontrar la casa perfecta, pero resulta que ésta se vende conjuntamente con un pequeño Zoológico. Si quiere la casa, tendrá que comprar el Zoo.

Aquí podéis ver el trailer.

Para la película, Crowe elaboró un nuevo método de trabajo para su protagonista, Matt Damon; que consistía en hacerle escuchar una y otra vez durante el rodaje un CD en el que había recopilado sus temas favoritos. Aunque ninguno de ellos aparece en el filme, la lista no tiene desperdicio:

1. Save It For Later (Pete Townshend)

2. I’m Open (Pearl Jam)
3. War Of Man (Neil Young)
4. Soul Boy (The Blue Nile)
5. Mohammed’s Radio (Jackson Browne)
6. Sanganichi (Shugo Tokumaru)
7. Airline To Heaven (Wilco)

8. Buckets Of Rain (Bob Dylan)
9. The Heart Of The Matter (The Eagles)
10. I Will Be There When You Die (My Morning Jacket)
11. Ain’t No Sunshine (Tom Petty And The Heartbreakers)
12. Child of the Moon (The Rolling Stones)

13. If I Am A Stranger (Ryan Adams)
14. Concrete Sky (Beth Orton)
15. Helpess (Neil Young)
16. Don’t Be Shy (Cat Stevens)
17. Nerstrand Woods (Mark Olson And The Creekdippers)

La banda sonora de la película en cuestión es obra de Jón Þór Birgisson (Jónsi), cantante de Sigur Rós; una suite de 54 minutos que suena a lo largo del filme. El tema final es Gathering Stories, cuya letra compuso el propio Cameron Crowe:

ALOHA (2015)

Cartel de Aloha

Aloha es a día de hoy su última obra; y posiblemente sea la peor. Por momentos, resulta lenta y aburrida; y ni mucho menos tiene la chispa de las anteriores. Narra la historia de un célebre contratista militar (Bradley Cooper), que al regresar por trabajo a Hawái se reencuentra con un antiguo amor (Rachel McAdams); al tiempo que le asignan a su servicio, sin hacerle mucha gracia que así sea, a una capitana de la Fuerza Aérea (Emma Stone).

Aquí podéis ver el trailer.

Como es lógico, en la banda sonora abundan temas de estilo hawayano, en muchos casos instrumentales, como el Tropical Swing, de Bobby Ingano; aunque el nivel de la selección, como el de la película en general, está muy por debajo de las del resto de su filmografía. A pesar de eso, es claramente rescatable este Heart Is A Drum, de Beck:

Y así llegamos al final, con el deseo de que Cameron Crowe escriba y dirija una nueva película; que a ser posible sea tan buena como Casi Famosos, pero que ante todo siga reflejando en ella su muy buen gusto musical.

Artelaraña, nominado al Mejor Blog de Cine / TV en los Premios Blogosfera 2017

Artelaraña, nominado al Mejor Blog de Cine / TV en los Premios Blogosfera 2017

Artelaraña, nominado a Mejor Blog de Música en Premios Blogosfera 2017

Artelaraña, nominado a Mejor Blog de Música en Premios Blogosfera 2017


*Más artículos sobre cine.


*Artículos destacados de Luna Azul.


*Disfrutarás de muchos más contenidos en nuestras redes sociales.

Nuestros canales de Telegram:

telegram.me/luna_azul
telegram.me/artelarana
telegram.me/arzuComunicacion

Nuestras páginas de Facebook:

facebook.com/lunaazul.org
facebook.com/artelarana
facebook.com/arzucomunicacion

Nuestras cuentas de Twitter:

twitter.com/LunaAzul_org
twitter.com/artelarana
twitter.com/arzuCom_LA


4 Comentarios en "Cameron Crowe, un cineasta con muy buen gusto musical"

  1. ¡Fantástico! Como siempre, muy bien escrito. Enhorabuena 🙂

  2. Alberto Loriente | 14 marzo, 2017 en 11:49 | Responder

    Gran recorrido por, efectivamente, uno de los cineastas con mejor gusto musical. No me llena como mucho director (‘Casi famosos’ me parece lo mejor suyo con diferencia), pero es un tipo que siempre me ha caído bien.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Uso de cookies

Utilizamos cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando das tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

A %d blogueros les gusta esto: