Haz el amor y no la guerra: los 15 mejores discos de 1967

Haz el amor y no la guerra: los 15 mejores discos de 1967

Ya estamos en 2017, un año que comenzamos, tras un pequeño y necesario descanso, con grandes esperanzas de metas alcanzadas y sueños cumplidos. A los Reyes Majos les pedimos un montón de cosas para este nuevo año, y ya han empezado a cumplir a la perfección con su función; por entre muchas otras cosas traernos unas ganas locas por rendir tributo al año 1967, ahora que se cumple medio siglo de una de las efemérides más destacables para los amantes de la música popular.

El año 1967 es el punto de partida de su docenio más dorado, en el que se afianzaron unos y surgieron otros, artistas y grupos, que marcarían los devenires de la industria musical a partir de entonces; reinventando las reglas o creando nuevos estilos, e influenciando a los músicos más importantes de finales del pasado milenio. Un docenio en  el que se compusieron la mayoría de los grandes álbumes conceptuales; repletos de canciones inolvidables que coparon todas las listas, tanto generales como genéricas, de “las mejores canciones del siglo XX”.

El homenaje de Artelaraña a ese año, y a esa genial época a la que dio comienzo, es nuestra propia lista de los 15 mejores discos de 1967: Haz el amor y no la guerra (*Aquí, la lista de reproducción de YouTube de los vídeos que aparecen en este artículo).

¿Un poquito de historia?

Para situarnos, 1967 fue declarado por la ONU como el Año Internacional del Turista. Y eso que, por aquel entonces, un montón de estadounidenses seguían sin comportarse como turistas por tierras vietnamitas; motivo por el cual otros que se habían quedado participaron en grandes manifestaciones pacifistas en Nueva York y en San Francisco. Además, otros compatriotas suyos comenzaban a desarrollar esas armas biológicas que tan poco les gusta que tengan los demás; y, como también soviéticos, británicos y franceses, desde hacía años llevaban a cabo continuas pruebas nucleares.

Pruebas nucleares

En el otro lado del mundo, los chinos, que mantenían fuertes disputas diplomáticas con la URSS, por no ser menos, hacían estallar una Bomba de hidrógeno; al tiempo que enviaban tropas al Tíbet. Por otra parte, en Oriente Medio las cosas no iban mejor que ahora, pues Israel atacaba a Egipto, Siria y Jordania en la conocida como la Guerra de los Seis días. Y además, en Bolivia era fusilado Ernesto “Che” Guevara.

Tanta tensión, y aún más miedo, llevó a la URSS, a EEUU y al Reino Unido a firmar el tratado que prohíbe los ataques nucleares desde el espacio exterior; perdiendo una oportunidad estupenda de prohibir los ataques, nucleares o no, desde cualquier lugar.

Símbolo de la paz

Creado en 1958 por el diseñador británico Gerald Holtom para una campaña a favor del desarme nuclear, lo puso de moda el movimiento hippie como símbolo de la paz durante las manifestaciones antibelicistas de los 60. Representa las letras N y D (Nuclear Disarmament) en el lenguaje de señales con banderas, donde D se representa con ambos brazos verticales (uno hacia arriba y el otro hacia abajo) y N con ambos brazos levantados a un ángulo de 45° respecto a la cabeza.

En Europa, el propio Reino Unido e Irlanda solicitaban su entrada en la Comunidad Económica Europea; que ya andaba desarrollando una normativa sobre el IVA. Mientras tanto, en Grecia comenzaba la dictadura militar de Georgios Papadópoulos;  y en Bruselas se producía un devastador incendio que dejaba más de 300 fallecidos.

En España, se aprobaba el todavía polémico Trasvase Tajo-Segura; se autorizaba la enseñanza del euskera en Navarra; la Biblioteca Nacional vendía El Cantar de Mío Cid; y se declaraba ilegal el sindicato Comisiones Obreras.

En otro orden de cosas, el clima ya empezaba a comportarse de manera extraña, al producirse intensas nevadas en Ciudad de México y también en varias zonas de Centroamérica. Y en cuanto a avances científicos, se producía la primera transmisión televisiva vía satélite, con un alcance de 400 millones de personas; la astrónoma norirlandesa Susan Jocelyn Bell descubría la primera radioseñal de un Púlsar (hecho por el cual debiera haber recibido el Nobel que se llevó su tutor de tesis); y en Sudáfrica, Christiaan Barnard realizaba el primer trasplante de corazón de humano a humano.

¿Y en el mundo del arte?

1967 fue un buen año para el cine, con películas de culto como Belle de jour, de Luis Buñuel, La leyenda del indomable, de Stuart Rosenberg, o El graduado, de Mike Nichols; cuya banda sonora incluía, junto a varios éxitos anteriormente publicados, un tema nuevo de Simon & Garfunkel, la inolvidable Mrs. Robinson:

También se estrenaron varios filmes en contra de la segregación racial, como Adivina quién viene esta noche, de Stanley Kramer, o En el calor de la noche, de Norman Jewison; ambas protagonizadas por Sidney Poitier.

No obstante, probablemente, lo más reseñable de 1967 es que Gabriel García Márquez publicaba Cien años de soledad; una de las novelas más importantes del siglo XX.

Cien años de soledad

En un año en que nacían, entre otros, Paul Giamatti, Nicole Kidman, Philip Seymour Hoffman, Julia Roberts y Mark Ruffalo; y nos dejaban José Martínez Ruiz “Azorín”, Spencer Tracy, Vivien Leigh y el gran René Magritte.

¿Y en la música en concreto?

Si nos ceñimos al ámbito musical, llegaban a este mundo músicos para todos los gustos como Kurt Cobain, Enrique Bumbury o Macy Gray; y se marchaban artistas de la talla de Violeta Parra u Otis Redding.

El Reino Unido ganaba por primera vez Eurovisión (justo antes del La, la, la), con la interpretación de Sandie Shaw del Puppet On A String. Al otro lado del charco, se declaraba el “Verano del amor“, y unas 200000 personas asistían al californiano Monterey International Pop Music Festival; estimado el precursor del Festival de Woodstock de 1969.

Festival de Monterey 1967

En Cuba, en agosto, se producía el Encuentro de la Canción Protesta, con músicos de 18 países. Y en Sudamérica, el grupo Los Gatos publicaba La Balsa, considerado el punto de partida del “Rock argentino”; país en el que se fundaba el genial grupo humorístico musical Les Luthiers (de quien hablamos en este artículo).

Además, en 1967 se gestaban varias míticas bandas, como Genesis, Jethro Tull, Fleetwood Mac, Steppenwolf, The Stooges y Status Quo; que grabarían sus álbumes de debut entre uno y dos años después; e incluso David Bowie lanzaba su primer LP, aunque muy lejos del sonido y de la calidad de sus obras posteriores.

Pero, si hay algo que merezca la pena destacar por encima de todo lo demás, es que 1967, en plena era psicodélica y en un contexto artístico claramente antibelicista, nos dejó una cosecha de discos al alcance de muy pocas otras añadas.

Haz el amor y no la guerra: los 15 mejores discos de 1967

1. The Doors (The Doors)

The Doors

El 27 de enero de 1967 debutaban The Doors con su álbum homónimo; y con ellos se instalaba la teatralidad dentro del mundo del rock. El carisma y las poesías de Jim Morrison, que hablaban de deseo y de muerte, sumadas a los memorables e hipnóticos teclados de Ray Manzarek y a la habilidad compositiva del guitarrista Robby Krieger y del percusionista John Densmore, les situaron desde el primer momento en el estrellato. Y algunas de las canciones que contiene su primer LP se transformaron de inmediato en himnos de toda una generación; como la jazzera y muy sensual Light My Fire:

La banda llevaba tocando las canciones un par de años, por lo que no tuvieron que dedicar más de dos días a su grabación, durante el verano anterior; casi todas en vivo, y la mayoría en una sola toma. Sus influencias iban desde el blues, pasando por el jazz, hasta el flamenco; pero supieron crear desde el principio un sonido propio muy característico; convirtiéndose en toda una sensación.

El primer corte, la desatada Break On Through (To The Other Side), y el tema épico y edípico de más de 11 minutos que cierra el disco, The End, quedarán para siempre en nuestra memoria musical.

Aquí podéis escuchar el álbum completo.

Strange Days (The Doors)

Strange Days de The Doors

En diciembre del mismo año The Doors publicó Strange Days; compuesto casi en su totalidad a base de retales del primer álbum, por lo que sigue su misma línea psicodélica con ciertos aires intelectuales. El disco incluye varias otras míticas canciones de la banda, como el tema del mismo título, Strange Days, Love Me Two Times, o ese otro fantástico corte final de otros 11 minutazos que es When The Music´s Over.

Aquí podéis escuchar el álbum completo.

2. Surrealistic Pillow (Jefferson Airplane)

Surrealistic Pillow de Jefferson Airplane

Conocido como “El álbum del Verano del amor”, Surrealistic Pillow es uno de los discos seminales del movimiento hippie que protagonizó aquel año; junto a Sgt. Pepper´s Lonely Hearts Club Band de The Beatles y a Forever Changes de Love. No en balde, contiene dos de las canciones más representativas del momento: la contundente Somebody To Love y el himno psicodélico por excelencia, White Rabbit; compuesto por la cantante y teclista recién incorporada al grupo, Grace Slick:

Con estética folk pero con un sonido eléctrico, y letras que abogaban por el libre pensamiento y la expansión de la conciencia, Jefferson Airplane se convirtieron en uno de los grupos de referencia para los apasionados del rock psicodélico de la costa oeste estadounidense.

Aquí podéis escuchar el álbum completo.

3. Sgt. Pepper´s Lonely Hearts Club Band (The Beatles)

Sgt Pepper Lonely Hearts Club Band de The Beatles

No cabe duda de que a esas alturas The Beatles ya era el grupo más popular del momento; sin embargo, con Sgt. Pepper´s Lonely Hearts Club Band le dieron una vuelta de tuerca a su sonido tan inconfundible. Podemos encontrar, bajo la célebre portada pop art de Peter Blake, pequeñas dosis de psicodelia; alusiones a las drogas y a la filosofía oriental; y algunas de las melodías más reconocibles de la banda de Liverpool, como las de Lucy In The Sky With Diamonds, A Day In The Life o esta estupenda With A Little Help From My Friends (en esta versión cantada por Ringo Starr):

Es uno de los álbumes conceptuales más famosos de la historia, a pesar de que el único concepto que en él podemos encontrar, eso sí, bastante original, es hacer pasar a la banda del Sgt. Pepper como a la verdadera creadora del disco. Supuso uno de los mayores éxitos de ventas hasta la fecha; como también le sucediera a Magical Mystery Tour, el doble EP (más película) que editaran a finales de aquel año. A día de hoy, ambos siguen siendo indispensables en la discoteca de todo buen amante del Pop.

4. The Piper At The Gates Of Dawn (Pink FLoyd)

The Piper At The Gates Of Dawn de Pink Floyd

No estando ni de lejos entre sus mejores álbumes (que llegarían poquitos años después), The Piper At The Gates Of Dawn es una joyita que merece un hueco en esta lista por suponer el debut de Pink Floyd (que entonces aún se llamaban The Pink FLoyd); una de las más grandes bandas de todos los tiempos, y una de las principales responsables de la grandeza de ese docenio dorado de la música popular del que hablamos (que llegaría hasta la publicación de su The Wall).

Mientras Syd Barrett luchaba por controlar su mente, y su música (antes de dejar el grupo e irse a pastar hierba al creerse una vaca), Roger Waters, Richard Right y Nick Manson impulsaban un viaje espacial. Prueba de ello, el Astronomy Domine con el que arranca el disco; o el que fuera su segundo single, See Emily Play (sólo editada en las versiones del álbum lanzadas en EEUU y Japón):

Partiendo de elementos barrocos y jazzísticos, Pink Floyd emprendió una revolución musical progresiva desde el Club UFO de Londres (superando a la que The Grateful Dead llevara a cabo en San Francisco, capital de la música durante aquel verano tan hippie); ya que supieron captar mejor que nadie la esencia de la psicodelia de los 60.

Aquí podéis escuchar el álbum completo.

5. Disreali Gears (Cream)

Disraeli Gears de Cream

Un año después de su álbum de debut, Cream publicó su disco más destacado, Disreali Gears. Es una obra vanguardista por sus pinceladas de jazz fusionado con rock progresivo; pero perfectamente ambientada en la psicodelia de moda en 1967, gracias entre otras cosas al wah wah y a la distorsión de la guitarra de un Eric Clapton sobresaliente. Sus canciones más reconocibles, Tales Of Brave Ulysses y los dos primeros cortes del álbum, Strange Brew y Sunshine Of Your Love:

Cream fueron conocidos por sus enérgicas actuaciones en directo, en las que el bajista y vocalista Jack Bruce, el baterista Peter “Ginger” Baker y el mencionado Clapton combinaban con acierto jazz, blues y rock, y coqueteaban con arreglos instrumentales más propios del funk setentero.

Aquí podéis escuchar el álbum completo.

6. Songs Of Leonard Cohen (Leonard Cohen)

Songs Of Leonard Cohen

Era una época en que cada vez más compositores de canciones pop estaban adoptando un enfoque más explícitamente poético en sus letras; muchos de ellos, usando directamente la poesía de otros. Sin embargo, Leonard Cohen ya tenía 33 años cuando debutó con este álbum (algo poco habitual, y menos en 1967), y ya había publicado dos novelas y cuatro libros de poemas por aquel entonces. Puede que todo ello sea el motivo por el cual sus canciones son más maduras que las del resto de debutantes de ese año. Songs Of Leonard Cohen es uno de sus mejores discos, y su pieza más destacable es Suzanne (ya grabada anteriormente por Judy Collins):

Las diez canciones, ingeniosas y bien construidas, son sus retratos de un mundo dominado por el amor y la lujuria, la rabia y la necesidad, la compasión y la traición. La visión del mundo de Cohen sería algo embriagador en casi cualquier momento y lugar, pero en un año en que la música pop apenas empezaba a ser tomada en serio, Songs of Leonard Cohen fue un logro verdaderamente audaz, como un desafío a las convenciones creativas del momento.

Aquí podéis escuchar el álbum completo.

7. Forever Changes (Love)

Forever Changes de Love

Love era un grupo de moda cuyo éxito se desmoronaría a gran velocidad. Venían de publicar Da Capo, considerado un álbum esquizofrénico por el enorme contraste entre sus dos caras. La cara A la ocupan seis bellas canciones; la cara B es un único corte de R&B (algo por aquel entonces aún muy poco común), que por momentos resulta algo infumable.

Forever Changes es otra cosa, acid rock pero con guitarras acústicas acompañadas por una orquesta sinfónica; como se puede apreciar en este Alone Again Or:

Tardaron cuatro meses en grabarlo, y necesitaron la aportación de músicos de estudio; debido al lamentable estado en que se encontraban sus integrantes a causa de su adicción a las drogas. Las ventas bajaron con respecto a sus discos anteriores; sin embargo, es una obra clave si tenemos en cuenta el contexto histórico musical de aquel momento en California.

Aquí podéis escuchar el álbum completo.

8. I Never Loved A Man The Way I Love You (Aretha Franklin)

I Never Loved A Man The Way I Love You de Aretha Franklin

Aretha Franklin era la reina del soul y I Never Loved A Man The Way I Love You fue en un regalo para los oídos. Es un disco en el que, además de cantar maravillosamente, tocó el piano y compuso cuatro temas. No es el caso, eso sí, de los mayores éxitos del disco; como su fantástica versión, reconvertida en himno feminista, del Respect de Otis Redding:

Posiblemente, las mejores versiones que incluye el disco son las del I Never Loved A Man (The Way I Love You), de Ronnie Shannon, y del A Change Is Gonna Come, una canción en favor de los derechos civiles escrita por Sam Cooke.

Aquí podéis escuchar el álbum completo.

9. The Velvet Underground And Nico (The Velvet Underground)

The Velvet Underground And Nico

The Velvet Underground And Nico se grabó bajo la dirección del líder del movimiento pop art, Andy Warhol, en 1966. Sin embargo, aparece en esta lista porque no se publicó hasta un año más tarde; primero por la censura y después por problemas derivados de la realización de su muy famosa portada.

Al contrario de la tendencia optimista, romántica y vitalista de la época,  el disco de debut de The Velvet Underground es oscuro, minimalista y por momentos desconcertante; gracias en gran medida a la aportación compositiva del bajista John Cale. Como excepción a la regla, el primer corte, la hermosa Sunday Morning:

Las letras de Lou Reed son directas, sarcásticas y sinceras;  y hablan sin tapujos sobre drogas y sexualidad (con el homenaje al sadomasoquismo de Venus In Furs incluido). I’m Waiting for the Man y Femme Fatale, que es una de las tres canciones cantadas por la alemana Nico, son sus dos temas más destacados.

A pesar de que las críticas fueron muy negativas, que las emisoras de radio prohibieron su emisión (prohibición que ellas mismas acabarían saltándose), y que el disco fue inicialmente un fracaso de ventas; más tarde sirvió de inspiración a bandas como Joy Division o Talking Heads.

Aquí podéis escuchar el álbum completo.

Chelsea Girl (Nico)

Chelsea Girl de Nico

La propia Nico, cuyo verdadero nombre era Christa Päffgen, debutó el mismo año 1967 en solitario con Chelsea Girl; título de la película de Warhol en la que ella aparecía. Es un LP densamente instrumentado que incluye composiciones de Bob Dylan o de la Velvet, entre otros. Sus interpretaciones monótonas e hipnóticas influyeron a artistas de posterior éxito como Patti Smith o Siouxsie Sioux.

Aquí podéis escuchar el álbum completo.

10. Safe As Milk (Captain Beefheart And His Magic Band)

Safe As Milk de Captain Beefheart And His Magic Band

Safe As Milk es toda una tormenta de sonidos, una mezcla experimental de estilos; desde el blues o el jazz, pasando por el doo wop, el R&B o el soul, hasta el country y el folk rock tradicional de mediados de los 60. Su canción más reconocible, Zig Zag Wanderer:

La voz cascada y a veces desquiciada de Beefheart le va como anillo al dedo a un conjunto de letras que son verdadera poesía surrealista; en ocasiones ácidas, como en Autumn´s Child, otras veces burlonas, como en Dropout Boogie, e incluso algo infantiles, como en Yellow Brick Road.

11. Are You Experienced? (The Jimi Hendrix Experience)

Are You Experienced de The Jimi Hendrix Experience

Are You Experienced? es uno de los álbumes esenciales de 1967. Ocuparía un puesto más alto en esta lista al tener en cuenta los tres singles contemporáneos que se le incluyeron en la remasterización de su 30 aniversario; Purple Haze, Hey Joe y The Wind Cries Mary.

El disco original supuso uno de los debuts más sonados de la historia; situando en el mapa a uno de los más virtuosos guitarristas de rock. Hendrix no sólo tocaba bien, además, lo hacía diferente, con más garra; y era un maestro de la improvisación. Era capaz de convertir el blues en un terremoto que arrasaba con todo; como sucede en el tema que abre el disco, Foxy Lady:

Ese mismo año 1967 The Jimi Hendrix Experience editaron su segundo disco, Axis: Bold As Love; en el que aparece una de las canciones más recordadas y versionadas de Hendrix, Little Wing.

12. Goodbye And Hello (Tim Buckley)

Goodbye And Hello de Tim Buckley

Tim Buckley murió joven (28 años), más incluso que su hijo Jeff, pero dejó para la posteridad una obra opulenta y compleja. A su álbum más importante, Goodbye And Hello, lo envuelven atmósferas intensas y evocadoras; como en la preciosa balada Once I Was, en la melancólica Morning Glory o en la emotiva Pleasant Street:

El disco nos acerca a su voz de trovador y a sus canciones de amor; pero también a otras temáticas, muy bien conjugadas, como al antibelicismo en No Man Can Find The War, crónica de la Guerra de Vietnam; al circo, como en Carnival Song; o al medievo, como en la epónima y barroca Goodbye And Hello.

Aquí podéis escuchar el álbum completo.

13. The Who Sell Out (The Who)

The Who Sell Out

The Who Sell Out es un álbum conceptual que simula la programación de una emisora de radio pirata real llamada Radio London. La idea era dar a entender que se trataba de un grupo de música vendido a lo comercial, por lo que entre canción y canción se cuelan falsos anuncios. El primer sencillo, I Can See For Miles, se convirtió en uno de sus mayores éxitos. Aquí lo tenéis, interpretado en una actuación televisiva de 1969:

También destacan la psicodélica canción que abre el álbum, Armenia City In The Sky y la opera rock inconclusa que lo cierra, Rael.

A diferencia de The Beatles o de The Rolling Stones, The Who aún no eran tan grandes y tan icónicos en 1967 como llegarían a ser poco después; no obstante, en The Who Sell Out, considerada por muchos como una obra maestra del pop art, ya apuntaban maneras.

Aquí podéis escuchar el álbum completo.

14. Francis Albert Sinatra & Antonio Carlos Jobim (Francis Albert Sinatra & Antonio Carlos Jobim)

Francis Albert Sinatra & Antonio Carlos Jobim

Entre tanto melenudo amante del amor libre y del LSD, se cuela en esta lista una de las grandes voces de la canción ligera. A pesar de que la moda de la bossa nova se había desvanecido rápidamente, Frank Sinatra consideraba que hacían falta unas cuantas traducciones más al inglés de la obra de Tom Jobin; y aunque ya estaba en caída libre desde hacía algunos años, su colaboración con el músico brasileño supuso su último gran éxito.

Es recatable esta interpretación íntima y sugestiva de The Girl Of Ipanema (Gârota de Ipanema), un tema que ya había cantado en inglés, con mucha sensualidad y mayor éxito, Astrud Gilberto; quien ese mismo año publicaba un nuevo álbum repleto de bossa novas titulado Beach Samba:

La guitarra de Jobim, acompañada por la orquesta de Claus Ogerman, y un dúo de voces antológico hacen de Francis Albert Sinatra & Antonio Carlos Jobim un disco delicado, ideal para escucharlo de fondo mientras uno da rienda suelta a su creatividad literaria o pictórica.

Aquí podéis escuchar el álbum completo.

15. Their Satanic Majesties Request (The Rolling Stones)

Their Satanic Majesties Request de The Rolling Stones

Their Satanic Majesties Request es el sexto álbum de The Rolling Stones; el primero producido por ellos, tras pasar por la cárcel por posesión de drogas y abandonarles su manager y su productor; y el último en el que participa el fundador de la banda, Brian Jones. No es uno de sus mejores discos, eso está claro, pero en su cara B podemos encontrar dos maravillas; las psicodélicas 2000 Light Years from Home y She´s A Rainbow:

Resultó un álbum controvertido y tanto Mick Jagger como Keith Richards han declarado que no les gusta mucho, pero, siendo una de las tres grandes bandas de la década de los 60 ¿cómo no iban a aparecer “sus satánicas majestades” y sus pequeñas incursiones en la Psicodelia en una lista como esta?

Y para acabar este repaso a lo que dió de sí el año 1967…

Otros discos destacables de 1967 serían Buffalo Springfield Again, de Buffalo Springfield; Younger Than Yesterday, de The Byrds; John Wesley Harding, de Bob Dylan; Something Else By The Kinks, de The Kinks; o Call Of The Valley, de Shivkumar Sharma, Brijbushan Kabra y Hariprasad Chaurasia.

Y otras grandes canciones de aquel 1967 serían Soul Man, de Blues Brothers; Incense And Peppermints, de Strawberry Alarm Clock; o A Whiter Shade Of Pale, de Procol Harum:

Referencias: el libro 1001 discos que hay que escuchar antes de morir y Wikipedia.

Artelaraña, nominado a Mejor Blog de Música en Premios Blogosfera 2017

Artelaraña, nominado a Mejor Blog de Música en Premios Blogosfera 2017


* Más artículos sobre música.


*Artículos destacados de Luna Azul.


*Disfrutarás de muchos más contenidos en nuestras redes sociales:

Nuestros canales de Telegram:

telegram.me/luna_azul
telegram.me/artelarana
telegram.me/arzuComunicacion

Nuestras páginas de Facebook:

facebook.com/lunaazul.org
facebook.com/artelarana
facebook.com/arzucomunicacion

Nuestras cuentas de Twitter:

twitter.com/LunaAzul_org
twitter.com/artelarana
twitter.com/arzuCom_LA


4 Comentarios en "Haz el amor y no la guerra: los 15 mejores discos de 1967"

  1. Me alegro poder leer sobre buena música de vez en cuando…gracias por tanta información tan interesante!

  2. Espectacular post sobre un año glorioso, Arzu. Es curioso, je, je, estoy preparando para el Cadillac un homenaje más modesto a ese año.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Uso de cookies

Utilizamos cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando das tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

A %d blogueros les gusta esto: